COPAE 31-02-2012

Hay momentos en la vida que solo pueden clasificarse como históricos, otros momentos son clasificados como poco relevantes. Al final la historia es la que nos dice que momentos son trascendentales y cuales no.
Descripción: C:\Users\COPAE\Desktop\AROLDO\IMG_2699.JPG

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El día 31 de enero, en Tacana, San Marcos, se pudo vivir uno de esos momentos que trascienden a los años. Un momento que queda grabado en la retina y en el subconsciente colectivo por la intensidad de los momentos vividos. Miles de personas se juntaron de nuevo para decir NO a la explotación  de minería química de metales.

Y decimos volvieron porque para entender esta historia hay que retrotraerse al pasado. Fue en Mayo de 2008 cuando tras meses de preparación, de esmero, de cuidado y de capacitación el municipio de Tacana decía, de forma valiente, consciente y unanime un NO ROTUNDO a la explotación de minería química  de metales en su territorio.
Descripción: C:\Users\COPAE\Desktop\AROLDO\IMG_2715.JPG

 

Para muchos ese fue el comienzo de una lucha que otras municipalidades ya habían iniciado. Sipakapa, Comitancillo, Concepción Tutuapa y otros pueblos del vecino Huehuetenango ya habían hablando. Tacana se unía al club de municipios que hacían historia y que libre y soberanamente habían decidido darle la espalda a una serie de proyectos de destrucción de territorios y de búsqueda ansiosa de minerales, una búsqueda que no conoce de fronteras.

Algunos respiraron tranquilos en esa fecha, vieron como la amenaza se retiraba pero la avaricia, que es al fin y al cabo lo que mueve este negocio de la extracción de minerales, se volvió a presentar y  llamar a las puertas.

El ministerio de energía y minas aprobaba cuatro licencias que afectaban directamente a los tacanecos. La Licencia Ojetenam, San Rafael 1 y 2 y la licencia El Rosario, todavía estaban vigentes a pesar de la negativa de la población. Una negativa que llego a superar el 90% en la consulta realizada en mayo de 2008.


Descripción: C:\Users\COPAE\Desktop\IMAGENES BACKUP\31DEENERO2012TACANA,REAFIRMANACUERDODECONSULTA\IMG_2664.JPGEra necesario demostrar a los cuatro vientos que a pesar de los años, la intención no había cambiado y esa demostración se llevo a cabo el 31 de enero de 2012.
En esta fecha miles de tacanecos se volvieron a reunir en el estadio de futbol, en el mismo escenario que cuatro años atrás vivió la firma del convenio que rechazaba la minería. Hoy con otra corporación, liderada por Froilán Rodas, se toma la misma determinación. No a la minería química de metales, no a la destrucción, no a los impactos que una empresa,  que cada vez más interesada en aumentar sus márgenes de beneficios  gracias a un mercado alcista por precio del dorado metal, pretende vendernos la idea de un “futuro con responsabilidad” y con un mísero aumento de regalías quiere frenar la problemática social, ambiental y cultural que sufren en las comunidades cercanas.

Hablando con Don Froilán le preguntaba cómo veía el futuro de Tacana. “Con árboles, con ríos pero sobre todo con niños sonrientes que pueden optar a un futuro” porque esa es la esencia de lo que sucedió el día 31, el futuro. No era un mitin político,  era un grito popular. Miles de personas de diferentes ideologías, creo, etnia pero todos con un solo objetivo. Salvar su territorio de la barbarie depredadora de empresas y políticos que solo saben cualificar la sociedad  basándola en valores económicos, desvalorando así el bien común.

Lo que está en juego no es solo el futuro de un pueblo, es mucho más. La historia nos cuenta que pocas veces la población local se ve realmente beneficiada de  una explotación minera, en muchísimos casos ni siquiera el país. En el caso de Guatemala, y por mucho que se aumenten las regalías, el tema es mucho más grave. El alcalde Rodas daba en el clavo cuando hablaba de la imposibilidad de realizar minería en el municipio,  “Todo el territorio es habitado, no hay sitio para una mina” decía el alcalde y ese es otro de los graves asuntos que no se ven (o no se quieren ver). Guatemala está atravesado por fallas tectónicas, está ubicado en un lugar de paso periódico de huracanes y fuertes tormentas tropicales, es zona de recarga hídrica y de reserva de agua potable, se han hecho estudios independientes que, incluso desde un punto de vista económico, desaconsejan el empleo de la extracción de minerales como forma de desarrollo sostenible para la población y además la densidad de población del país supera los 130 habitantes por kilometro cuadrado. Hay violencia, división social, desesperación, ríos dañados, deforestación, desaparición de montañas enteras, etc.
Descripción: C:\Users\COPAE\Desktop\IMAGENES BACKUP\31DEENERO2012TACANA,REAFIRMANACUERDODECONSULTA\IMG_2733.JPG

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por lo tanto no es raro ni de extrañar que cuando el pueblo se siente desamparado tiene que tomar estas decisiones. El PODER COMUNITARIO toma su puesto y entonces un alcalde, arropado de su corporación y lo más importante acompañado de una población que tiene muy claro qué tipo de futuro quiere, empieza a tomar decisiones y la primera es plantarse ante un gobierno que pretende disponer de todo el territorio nacional como si de una finca se tratara.

El 31 de enero fué el municipio de Tacaná, pero esto, solo es un inicio en el departamento de San Marcos en donde más municipios se sumaran a esta lucha y lo seguirán los departamentos.

El 12 de febrero otro municipio se suma, Champerico del departamento de Retalhuleu en Asambleas Comunitarias decide SI o NO a la Minería de Hierro en su Territorio. (Pendiente conferencia de prensa 7 de Febrero 2012).

Porque el pueblo ha visto y esta consiente que la extracción y explotación de minerales no es una forma viable de desarrollo para la población de Tacana y todos los pueblos de Guatemala. ¿Lo saben las autoridades de Guatemala?.

 

 

Otras Publicaciones, Guatevisión Noticiero 31 de enero 6 y 9 P.M., Telediario 01 de febrero 12:OO P.M. ver paginas Web.